nota 1: por ahí dispersos en estos textos hay vínculos subrayados color naranja, si quiere la versión extra carnosa de las mirillas vale la pena clickear esos vínculos.

nota 2: a no ser que se indique lo contrario, toda obra fotografiada es de luciano goizueta

 

la curadora


la curadora. fondo: Microcosmos V de luciano goizueta, una de las obras que forman parte de Metadata |    imagen tomada de la página de facebook del MAC

la curadora. fondo: Microcosmos V de luciano goizueta, una de las obras que forman parte de Metadata | imagen tomada de la página de facebook del MAC

su nombre es maría josé chavarría. es una persona muy amable, de las que le habla a uno de tú a tú, de las que comunica información valiosa mediante diálogo amistoso. se sabe que disfruta lo que hace porque se ríe a menudo cuando habla sobre su trabajo. conversar con ella es placentero; en el momento y en el recuerdo se siente como haberse tomado un café con una amiga, pero cuando se repasa lo conversado, uno se percata que aunque sí fue una conversación agradable y ligera, la información que aporta es valiosa y por eso pesada.

ella, a partir de risas, un vocabulario accesible y mucha anécdota, cuenta las cosas como si yo contarte que ayer hice desayuno, limpié la casa y vieras lo que me pasó: se me olvidaron las llaves y me tuve que meter por la ventana. pero después de contártelo, lo que te queda es otra versión, como si lo que realmente estaba señalándote con esa anécdota es el papel que juegan 1) las llaves, objeto tan insignificante, como herramienta crucial y poderosa para marcar, separar y aislar espacios, 2) el desayuno como elemento fundamental de la rutina del ser humano por razones biológicas y sociales y culturales, 3) la limpieza y los efectos psicológicos de esta y en conclusión 4) vea cómo la arquitectura se permea e interactúa y facilita u obstaculiza las rutinas de cualquier ser humano.

si ya están algo familiarizados con el trabajo y la trayectoria de esta curadora, pueden zambullirse en su proceso curatorial, por acá.

si no tienen ni la menor idea qué tiene que ver esta persona amable con curaduría o con el museo de arte costarricense (MAC), por acá.