la muestra, 3

“alter academia”, residencia artística en TEOR/éTica, junio-setiembre 2018 | imagen cortesía de TEOR/éTica y daniela morales lisac

“alter academia”, residencia artística en TEOR/éTica, junio-setiembre 2018 | imagen cortesía de TEOR/éTica y daniela morales lisac

 

3. SI ESTA HISTORIA TUVIESE HADAS MADRINAS SERIAN:


(este es el último eslabón que hay que esclarecer para llegarle a las partes 4 y 5 que son como la necarsita de la historia.)

dos estudiantes de pintura de la EAP, una que cursaba el bachiller y uno que estaba a punto de graduarse de licenciatura, se conocen y hacen click y nace una amistad.

ella: viviana zúñigaramírez, él: guillermo boehler.

viviana y guillermo tienen hoy ese tipo de amistad donde todo bien interrumpirse, terminarse las oraciones el uno al otro, o ayudar a explicar lo que el otro ni ha terminado de explicar; ambos tienen voces de las que se sienten como un acogedor abrazo sónico, y ambos están muy a favor de la colaboración, la colectividad y todo lo que estos implican.

en el 2016 viviana comienza a trabajar en el archivo y la biblioteca de TEOR/éTica, y en el 2018 guillermo participa en alter academia, una residencia artística en este mismo lugar. lo que aprenden viviana y guillermo de/en TEOR/éTica, y del tipo de residencias y actividades que se llevan a cabo en este y otros espacios independientes como despacio y beta-local, convierte a estos dos alumnos en jugadores clave de nuestra historia.

por el impacto tan significativo que tienen beta-local, despacio y TEOR/éTica sobre varios estudiantes de la EAP, vamos a decir que estos tres espacios son las hadas madrinas de la historia, de esas traslúcidas escarchosas que desde lejos hacen una que otra cosa sutilmente crucial.

 
“la última”, residencia artística en despacio, mayo-julio 2018 | imagen cortesía de    alejandra ramírez

“la última”, residencia artística en despacio, mayo-julio 2018 | imagen cortesía de alejandra ramírez

“la última”, residencia artística en despacio, mayo-julio 2018 | imagen cortesía de    alejandra ramírez

“la última”, residencia artística en despacio, mayo-julio 2018 | imagen cortesía de alejandra ramírez

 

antes de que guillermo participara en alter academia, ya él y viviana estaban “permeados” del enfoque colectivo y colaborativo que caracterizaba a los programas de residencia en este tipo de espacios y que contrastaban enormemente con el ambiente competitivo e individualista que caracteriza a muchas escuelas de arte alrededor del mundo.

“yo cuando fui estudiante en pintura vi una competitividad muy tóxica entre mis compañeros. cuando conocí estos otros espacios vi que necesitábamos el apoyo el uno del otro para seguir produciendo. la competitividad individual entre nosotros no sirve de mucho, solo terminamos lastimándonos y serruchándonos el piso”, guillermo.

viviana y guillermo querían traer este tipo de dinámicas a la EAP porque facilitarían la creación de comunidades duraderas y productivas que además, según me han dicho varios otros alumnos que han participado en las residencias de despacio y teorética, generan conocimiento colectivo más enriquecedor, duradero y provechoso para tod@s. también esta clase de procesos podían al rato ayudar a solventar las problemáticas de espacio y mala vibra que existían en la EAP.

 
beta-local, puerto rico | imagen cortesía de    guillermo boehler

beta-local, puerto rico | imagen cortesía de guillermo boehler

 

les pregunto a guillermo y a viviana que si se vale darle crédito a entes como teorética por la influencia que tienen sobre esta historia, particularmente sobre Deriva, uno de los proyectos de los que trata la parte 4. ambos me responden un gran grande sí, o, a lo viviana:

“sí me parece un 200% decir que me ha influenciado y de la mejor manera. yo no hubiera tenido las herramientas para proyectos como Deriva si no hubiera sido por el crecimiento que he tenido gracias a TEOR/éTica y por lo que me ha enseñado sobre cómo tener iniciativas que trabajen desde lo afectivo”.

“¿lo afectivo?”, yo.

“me refiero a que trabajar en TEOR/éTica me hizo darme cuenta que es posible trabajar desde relaciones afectivas con los demás, donde esa sea la fuerza que permita que un proyecto crezca. es algo muy básico y fijo pasa en cierto grado en todos los lugares laborales, pero verlo desde ahí en contraste con las estructuras tan verticales que le imponen en la universidad a uno, me puso a pensar en cómo se podría traer esa confianza a las cosas que quisimos proponer en la UCR”.

así que la parte 4 es sobre cómo se importan esas prácticas afectivas a la EAP y el impacto que tienen sobre los estudiantes, la escuela y la crisis espacial.

 
“alter academia”, residencia artística en TEOR/éTica, junio-setiembre 2018 | imagen cortesía de TEOR/éTica y daniela morales lisac

“alter academia”, residencia artística en TEOR/éTica, junio-setiembre 2018 | imagen cortesía de TEOR/éTica y daniela morales lisac

“alter academia”, residencia artística en TEOR/éTica, junio-setiembre 2018 | imagen cortesía de TEOR/éTica y daniela morales lisac

“alter academia”, residencia artística en TEOR/éTica, junio-setiembre 2018 | imagen cortesía de TEOR/éTica y daniela morales lisac

 

siguiente

4. SOBRE COMO DERIVA Y ROMPER LA VENTANA ADOQUINAN EL CAMINO HACIA LA MUESTRA DE PINTURA EN EL ANTIGUO EDIFICIO DE INGENIERIA, SOBRE LA CUAL SE HABLARA EN LA QUINTA Y ULTIMA PARTE

anterior

2. LA NUBESOTA TORNASOL

1. EL ANTAGONISTA: LA FALTA DE ESPACIO PARA L@S ESTUDIANTES DE PINTURA Y SUS CONSECUENCIAS

0. INTRO


 
Juliette FonsecaComment