el primer Femind Skate Fest es importante y relevante

 
 
Foto: Sara Solís,  Femind

Foto: Sara Solís, Femind


“The growth of female skateboarding, in this country at least, has been massively driven by a DIY ethos. Ladies all around the country are now starting to take it upon themselves to start up nights at their own parks, as a means of getting more beginners and young ones into the ‘sport’, as well as creating a regular meeting place for those who already participate.”

Dani Gallacher, Girl Skate UK. Entrevista para Why Women’s Skateboarding is More Punk Than Men’s, Sam Haddad, Mpora.

 

"Skate parks are great places but can be daunting, even for the most foolhardy female when you’ve got 30 lads flying around."

Jenna Selby, fundadora de Girl Skate Jam. Entrevista para Why Women’s Skateboarding is More Punk Than Men’s, Sam Haddad, Mpora.

 

“I think it’s universal that when girls are adolescents or teenagers they get intimidated when boys watch them play sports. So once we made that space where it was comfortable for girls just to skate, we really enforced it and it worked really well. I think a lot of the attraction to the sport just comes down to girls seeing other girls doing something.” 

Rhianon Bader, Skateistan. Entrevista para Women in Skateboarding, Being a Lady (Who Shreds), Tetsuhiko Endo, Huck Magazine.


 
 
Afiche del Femind Skate Fest 2017

Afiche del Femind Skate Fest 2017

este domingo 24 de setiembre Femind llevó a cabo su primer skate fest en el skate park de san isidro de heredia. ni las lluvias constantes de estos días, ni la lejanía del parque fueron obstáculo para que llegaran 70+ hombres y mujeres de un amplio rango de edades a competir, patinar, observar, fotografiar, apoyar y/o a cocinar buen chorizito y pollito. 

Sara Solís y compañía, Femind Skate Fest 2017. Foto:  Yuli Muly

Sara Solís y compañía, Femind Skate Fest 2017. Foto: Yuli Muly

el skate fest fue exactamente lo que Sara Solís, la fundadora de Femind, me dijo que sería: no solamente una compe, si no también una oportunidad para pasar un buen domingo entre amistades y caras nuevas. a pesar de que el evento comenzó más tarde de lo esperado, y a pesar de que la lluvia acortó drásticamente la duración de la compe, lo que menos se sintió en el aire fue tensión, preocupación o decepción. 

¿que no se pudo terminar el evento? nos vemos el próximo domingo en Los Lagos para lo que faltó. ¿que se vienen las lluvias, no hay techo por ningún lado y la pizza viene de camino? vámonos todos para la bomba a la vuelta de la esquina a esperar a que escampe y a esperar a que pizza.

y así nos fuimos no sé cuántos al centro comercial adyacente a la bomba, donde nos recibieron unos amplios pasillos totalmente vacíos y libres de guardas paranoicos que no sabrían que hacer con 70 jóvenes armados de la temerosa “patineta”.  ahí fuimos llegando e incorporándonos sin dificultad alguna. cada quien se compró el fresco apropiado para su edad y gusto, y entre pequeños y medianos grupitos de gente nos dedicamos a hacer nada. 

Femind Skate Fest, Parte 2, Premios + Pizza

Femind Skate Fest, Parte 2, Premios + Pizza

femindskatefest.jpg

no había mucho plan ni necesidad de hacerlo. se sentía una calma y bienestar colectiva que honestamente no recuerdo haber presenciado nunca antes. de las 70 caras que llegaron al evento puedo decir que conocía bien a unas 4, reconocía a unas 10 y hasta ahí. y aún así, ni en el skate park ni en la bomba alguien parecía fuera de lugar o excluido. el evento que nos reunió a todos en primer lugar fue el único lubricante social requerido para que personas de todas las edades se sintieran bien sin necesidad de conocerse bien. (aunque de fijo ayudó la promesa de pizzita gratis.)

femindskatefest.jpg

eventualmente y de la nada llegaron dichas pizzas y Sara, armada de un megáfono como único instrumento de comunicación y organización, nos mandó a ponernos en fila para repartir 1 porción por jupa.

al rato, nuevamente armada del megáfono, Sarita anunció a los ganadores de lo que dio chance de ver antes de la lluvia: mejor truco en quarter, categorías femenina y masculina. ganadores: Jeimy Josohara y Kako Vega. entre calcas, chemas, gorras y tennis les tomaron unas fotos a los felices ganadores y así acabó la primera parte del evento. la lluvia nunca paró, el evento quedó a medias, pero nunca escuché ni vi una sola queja o mala cara.

de vuelta a casa con tres de los participantes, mi querida Adriana Rodriguez comentó que se sentía decepcionada con el skate femenino costarricense. nos dijo que sentía que en costa rica hay mucho apoyo para las mujeres en el skate, pero que las mismas mujeres no le estamos devolviendo esas ganas al skate. a qué se refiere, le pregunté. me dijo que mandaba huevo, que el nivel en este país debería ser más alto, que las chicas no le estamos poniendo lo suficiente y que siempre terminan compitiendo las mismas 4-5 mujeres. estamos estancadas, no vamos para adelante. 

no lo había pensado de esa manera. yo ni pensé en competir porque mi nivel es bajo y no puedo decir que pego algún truco que amerite mi participación. pero Adri tiene razón. siempre terminan compitiendo las mismas 4-5 chicas y hasta para ellas debe llegar a ser cansado o aburrido siempre la misma cosa. 

en lo personal me he escudado siempre detrás del hecho de que soy principiante y además no me llama mucho la atención competir, pero tal vez mi participación en el evento motivaría a más mujeres de mi nivel a competir y ahí sí la pasaríamos bomba haciendo horrible todas. porque como me dice mi papá, "nadie nace aprendido". siempre, siempre me lo dice y siempre, siempre me lo tengo que recordar porque yo soy de las típicas que si al mes no hago lo que alguien más hace manda huevo y me frustro.

pero el comentario de Adri me hizo realizar que si bien es cierto que esas 4-5 chicas llevan más rato de darle y son las más avanzadas, el skate femenino en costa rica tampoco nace aprendido. porque a nivel internacional haya salido una chica en la portada de thrasher no quiere decir que en costa rica podemos esperar estar a ese nivel todavía. 

nadie nace aprendido, y eso no es sólo un lema individual. como movimiento hay que empezar desde cero, desde el principio. si ahí está Sarita, con sus 19 años, aprendiendo a prueba, error, estudio y perseverancia lo que se requiere para crear Femind, un movimiento de skateboarding femenino en costa rica, ahí detrás de ella deberíamos estar todas nosotras participando en eventos como este. desde la que le da todos los días a la vara hasta la que le da sólo cuando puede que porque el brete, la vida, la harina, la lluvia. 

Adri tiene razón y le agradezco que me ayudara a darme cuenta que mi actitud pasiva no basta, que el ir a ver a las mismas 4-5 chicas competir no basta. ¿me daría vergüenza “competir” frente a los 40 maes que llegaron a darle? si. pero, ¿y qué? al principio me daba vergüenza llegar a un skatepark a darle frente a 10-20 maes y eso lo logré superar. si hoy día llega una chiquita a patinar a guachi, yo me pongo a patinar para que me vea y se sienta segura dándole ella también. la felicito y la trato de motivar a que le dé sin miedo porque me muero de las ganas de ver a más niñas, muchachas y mujeres patinando, rodando por las aceras y la calles (aunque sea ilegal pero eso es otro tema), reunidas en los parques patinando, chilleando y/o tonteando. 

Arianne Cruz , Foto: Sara Solís,  Femind

Arianne Cruz, Foto: Sara Solís, Femind

y es que eso es lo que la pati me ha hecho notar: la gran ausencia femenina que hay no sólo en skateparks, si no en espacios públicos en general. cuántos viernes he pasado frente al parque de guachi o el parque de barreal de heredia y noto y envidio la libertad con la que crecen los hombres, quienes desde su adolescencia se reúnen en esos espacios a tontear, ver el celular, patinar, jugar fut y sí, más adelante tal vez birrear o lo que sea. siempre me pregunto, ¿dónde están las mujeres? rara vez, por no decir nunca, he visto a un grupo de mujeres adolescentes o adultas reunidas en esos mismos parques. y esto no es por falta de seguridad. lo sé por experiencia propia que nada le va pasar a una mujer o a un grupo de mujeres por frecuentar parques a las 3, 4, 5 de la tarde un viernes o sábado. es por falta de algo más: hábito, incentivos, actividades recreativas que generen una necesidad de dichos espacios, no sé. 

lo que sí sé ahora que se me juntan todas estas experiencias, es que la patineta es una forma de atraer a más mujeres a estos espacios. y profundizando más en la idea gracias al comentario de mi amiga guzaad, hasta me atrevo a decir que nosotras las principiantes tenemos aún más poder para jalar a las mujeres a este tipo de actividades. ¿por qué? porque el skate femenino en costa rica apenas está empezando y lo que ocupamos es más y más mujeres empezando a darle.

no basta que compitan sólo las 4-5 más avanzadas. ¿por qué? porque que sean siempre las mismas implica que estoy y estamos metidas en un ciclo vicioso y estancador: si mi argumento para no competir es que soy principiante y las únicas que compiten están a un nivel más alto y nada que ver yo ahí metida, pero resulta que ese es el argumento de todas las demás chicas, ¿cómo hacemos? en cambio si yo como principiante me metiera a competir, por el apoyo que hay para estos eventos nadie me diría que no, y tal vez en una de esas compes otra mujer principiante me vería y le darían ganas de darle también. y si el “mejor truco” de la categoría “principiante” lo gana la que droppea mejor, aunque droppear no sea un truco en las grandes ligas, eso se vale, porque nadie nace aprendido y aquí tal vez ocupamos que muchas empecemos en las baby ligas para pretender llegarle a las grandes.

Adri tiene razón. está en mis manos y en las manos de toda niña, adolescente y mujer que patina, el incentivar la presencia e independencia femenina dentro y fuera del skate. pero esa responsabilidad no puede caer sólo sobre esas 4-5 chicas, eso es injusto y es vagancia de parte de personas como yo. necesitamos que todas, especialmente las principiantes, le demos al skate y a las compes porque sólo así podemos generar un espacio seguro y amistoso donde más y más mujeres de todas edades empiecen a darle sin miedo. no me cabe duda de que al menos yo sí estoy limitando mi superación individual y el movimiento colectivo al no participar en este tipo de eventos que lo que buscan y desean y necesitan antes que todo es participación, porque sin participación nunca va a haber superación.

así que gracias a Sara Solís y a Femind y a todos los patrocinadores e impulsadores de proyectos y eventos de este tipo. y gracias a las 4-5 chicas que sí compiten. son importantes y relevantes sus acciones y se merecen la mayor participación y atención posible de parte de nosotras las no-partícipes. 

Margaret Ugalde . Foto: Kevin Ramos, Femind

Margaret Ugalde. Foto: Kevin Ramos, Femind