arca|deco lives in a material world (parte I)

 
 
arcadeco.jpg

Fotografía: Alessandra Tanzi


La historia de Arca|Deco no es una de años, décadas o aniversarios, es una de materiales: sisal, cuero, metal, papel japonés.

Dos personas distintas, Luisa y Giovanna, me contaron la historia de Arca|Deco en ocasiones distintas y ambas comienzan con la famosas alfombras de sisal y el famoso borde de cuero. 

¿En qué año pasó eso del sisal o eso del cuero? Ni idea. Esta es una historia de materiales, no de tiempo.  Y para contarla bien hay que comenzar con la historia de Luisa Carranza, fundadora y presidenta de  Arca|Deco. 

*

(Pueden leer la segunda parte de esta historia aquí)


I. ARCA|DECO ALIAS "EL DORADO"


Luisa Carranza

Luisa Carranza

Es como que usted tiene arte por todo lado entonces no sabe qué hacer. Entonces hace de todo, hace muebles, hace carteras, hace aretes. Uno no sabe por qué tiene el arte ahí y uno lo que quiere es crear y no le importa qué. 
— Luisa Carranza

Luisa Carranza es artista de corazón. Su pasión desde joven es la pintura, específicamente el óleo, pero también ha explorado y dado clases de decoupage y renovación de muebles, y ha diseñado aretes, carteras, bultos, alfombras, lámparas. Yo me imagino a Luisa como un alma creativa que habita algo así como un chuso de bosque tropical-húmedo-seco-costarricense y un día en ese bosque se topó un curioso caminito de boronitas mágicas, solo que en vez de boronas de comida son como boronitas de creatividad: que la pintura, que el decoupage, que las flores de uchuva harían una lámpara lindísima, y desde ese día ella nada más va fascinada, de borona en borona, de aventura en aventura.

Una de las primeras y más importantes aventuras de Luisa fue la publicidad. “Yo estudié publicidad porque no había diseño de producto en ese momento.  El interiorismo que había era un interiorismo donde te ponían a recortar cositas y pegar, no era lo mío.  Arquitectura era muy cerrado.  No había una profesión para mí, entonces yo estudié diseño publicitario y diagramaba páginas. Eso era chivísima porque era todo a mano".

Pero ante su primer anuncio de cigarros, Luisa se dio cuenta que eso de vender ideas en las que no cree no era lo suyo.  “¿Cómo voy yo a hacer que la gente fume?”, se preguntó.  Además el ambiente no ayudaba, en esos tiempos la publicidad no era fácil para una mujer joven. “Imaginate hace 30 años, a la edad de ustedes, una chiquilla, diay no era que era linda, pero era una chiqiuilla y a uno le echaban el ruco y no te respetaban.  Decían, “¿Esta mocosa qué va saber nada?”  Si ellos hubieran entendido la creatividad que uno tiene. Era una época muy dura, muy diferente”.

De lo que entendí, -porque como dije, esta historia no trata ni de tiempo ni de cronología- durante esa época del desamor por la publicidad, Luisa y su esposo Federico ya tenían 3 hijas: Giovanna, Natalia y Alessandra, así que Luisa decidió dedicarse mejor al freelancing.  Entre los proyectos como freelance, le empezaron a salir también algunos proyectos de interiorismo. Una cosa llevó a la otra, “y de repente me empezaron a encargar muebles”. 

arcadeco.jpg

Parece que para Luisa siempre ha sido un poco así la cosa, de repente y "sin querer queriendo".  De repente Luisa se encontró con el mundo del interiorismo y de repente y sin querer queriendo descubrió el famoso sisal. 

El sisal es una especie de agave originaria de México cuyas fibras son duraderas, resistentes y de bajo impacto ambiental. Los Mayas y Aztecas utilizaban el sisal para hacer telas y papel. Actualmente el material se usa para de todo un poco, como por ejemplo para hacer cuerda resistente al agua de mar, colchones y, en el caso de Luisa, alfombras.

Cuando Luisa descubrió el sisal, ella ni de alfombras ni de sisal sabía algo, pero se enamoró, empezó a traerse rollos y terminó alfombrando las casas de sus amigas y hermanas.

Entre esas amigas, hubo una que un día le pidió que le pusiera bordes de cuero a la alfombra. Luisa de cuero tampoco sabía nada, pero lo intentó, lo logró, y de paso se enamoró del cuero también. 

Y así inicia la historia de Arca|Deco. De la publicidad y la pintura al decoupage y la renovación de muebles y eventualmente llegamos al sisal y el cuero, la primera etapa "oficial" de Arca|Deco.

¿Qué quiere decir oficial? No estoy segura. Tal vez las alfombras de sisal marcan el inicio de una etapa de exploración más profunda para Luisa. O tal vez en ese momento es como que Luisa penetró el corazón de aquel bosque tropical-húmedo-costarricense-nebuloso y descubrió algo como El Dorado, pero en versión diseño con énfasis en producto e interiorismo.

arcadeco.jpg

La cosa es que de lo que entiendo, fue por ahí durante esa época del sisal que oficialmente nació, también sin querer queriendo, el nombre Arca|Deco.

En un inicio, la empresa que abarcaba desde carteras hasta renovación de muebles se llamaba Arca, una abreviación de Arte Carranza.  A Luisa le gustaba el nombre no por que llevaba su apellido, sino "porque es un arca y yo me sentía como una arquita en el mar".  A medida que Arca pasó de carteras a interiorismo, esa arquita fue creciendo y Luisa decidió contratar a una abogada para inscribir el nombre en el registro nacional. Pero resultó que el nombre ya existía. 

Al parecer no hubo ni pánico ni crisis al respecto. La abogada, sin consultarle a Luisa, hizo lo que tenía que hacer y después llamó a Luisa para informarle, "Mirá, te puse Arca y te puse Deco porque resulta que como vos hacés decoración te va el Deco". 

Y todo bien, así nace Arca|Deco y así es Arca|Deco: una empresa que prioriza su trabajo sobre su apariencia.


II. la arquita crece


Taller Arca Deco

Taller Arca Deco

Es un negocio tan lindo, tan lindo, que no me importa vivirlo. Gracias a Dios hago para vivir lo que me encanta.
— Luisa Carranza

En un inicio, la arquita constaba casi que sólo de Luisa.  Lo que pasa es que Luisa "de comerciante no tenía nada".  Ella se enamoraba de un material, lo traía al país, decidía que no se lo iba a enseñar a ningún cliente a no ser que fuera un proyecto demasiado especial, y en serio no lo enseñaba.  O hacía algún producto y tampoco lo enseñaba porque "era como su bebé, entonces no quería dejarlo ir", cuenta Giovanna. 

"Era un desastre!" agrega Luisa, "Yo era artista, o sea me dediqué a la publicidad, pero siempre fui artista".  Cuando Arca|Deco comenzó a formarse como empresa, trajo consigo las responsabilidades administrativas que implica cualquier negocio: planilla, caja, alquiler, números.  Como Luisa aborrece los números, la cosa se puso un poco complicada para ella, así que buscó la ayuda de su esposo y juntos comenzaron a estructurar esa otra cara de la empresa.

Mientras tanto, Giovanna estudiaba diseño publicitario y daba sus primeros pasos en el mundo de la publicidad. Pero al igual que a su madre, a Giovanna no le hizo tanta gracia ni el ambiente de la industria, ni el tener que vender productos con los que no se identificaba. 

Entonces en el 2010 Giovanna cambió de marcha.  Se metió a yoga, se metió a Arca|Deco y se enamoró de los dos. Hoy, 7 años después, Giovanna está a cargo de los proyectos de interiorismo de Arca|Deco (como el de la foto a continuación), es una yoga master, y ha sacado dos maestrías para complementar su trabajo, una en interiorismo y otra en administración de empresas.

interiorismo.jpg

Con Giovanna a bordo, Arca|Deco contaba ya con 3 integrantes de la familia Tanzi Carranza: Giovanna en el interiorismo, Luisa en el diseño de producto y Federico en la administración y en el taller de metal (detalles en la segunda parte). Pero faltaba todavía el cuarto miembro de la familia y la más nueva integrante de la empresa: Alessandra.

El tema es que desde los días del sisal nadie ha documentado el trabajo de Arca|Deco.  Tal vez por ahí se fotografió uno que otro proyecto pero en general entre las artes/aventuras de Luisa no parece que hubo mucho tiempo para también abarcar la fotografía. "Muchas veces le queríamos explicar al cliente lo que habíamos hecho ¡y no teníamos nada!" cuenta Giovanna, "O mami le tomaba una foto cualquiera con una camarilla de esas donde le salía la fecha ahí en la esquina, era demasiado , cruda, demasiado artesanal la cosa".  Así que con Giovanna a cargo, a quien además siempre le ha gustado la fotografía, empezaron a documentar su trabajo.

Por cosas de la vida y/o la genética, Alessandra también es un alma creativa. Pero en vez de seguir el ya transitado camino de la publicidad, se metió a estudiar fotografía.  

El sueño de Alessandra es dedicarse a la fotografía documental, pero no sólo de foto documental vive el ser humano, especialmente en Costa Rica, entonces por ahí, a medida que Giovanna tenía menos tiempo para la fotografía y Alessandra iba terminando sus estudios, los caminos de Arca|Deco y Alessandra se cruzaron.  Hoy, Alessandra es la fotógrafa de Arca|Deco y tampoco le pudo huir tanto a la publicidad porque también es la encargada de redes sociales. 

arcadeco.jpg
arcadeco.jpg
arcadeco.jpg

Y así con Alessandra llegamos al presente.  Hasta el momento, porque no hay duda de que esa arquita va a seguir transformándose, Arca|Deco es una familia de 8 integrantes que lo hacen todo: desde diseño de productos e interiorismo, hasta producción, administración, fotografía y redes sociales. 

Mi papá siempre me dice que "en esta vida hay que tener un norte". El norte de Arca|Deco es el amor. No es hablada, vean toda la historia de Luisa, ahí no hay decisión alguna cuyo norte no fuera el amor por un material y su potencial creativo (o el desamor por un material como el cigarro). "Nosotros decimos que las cosas tienen energía,” explicó Luisa, “y es cierto, para mí las cosas sí tienen su energía.  Si algo está hecho con cariño, eso se va sentir.  Cuando uno entrega un producto de Arca|Deco viene lleno de esa energía".

Giovanna agregó que es que es demasiado importante que a cada quien le apasione lo que hace, "porque uno pasa más tiempo en el trabajo que en la casa de uno, con la familia de uno.  Las horas a uno se le van en el trabajo". 

Y en serio en serio no es hablada. Ningún producto de Arca Deco sería lo que es si no fuera porque las cosas se hacen con esa energía y pasión de la que hablan Luisa y Giovanna.  Es una cualidad que transmiten los materiales, las texturas, la comodidad de las sillas (como la de la foto a continuación que es una delicia lo digo por experiencia), la sutileza de los productos, la elegancia de los proyectos.

Esta silla está en el tienda de Arca Deco en Santa Ana, vayaos y antojaos.

Esta silla está en el tienda de Arca Deco en Santa Ana, vayaos y antojaos.

Arca Deco es una historia tan llena de historias que me es imposible resumirlo todo en una sola publicación, así que se vienen dos partes más.

Para la segunda parte tendremos una selección de mini historias que surgieron de los proyectos y materiales que me mostraron Luisa y Giovanna cuando las visité en su estudio/taller/laboratorio.

La tercera parte se va a llamar algo como Lecciones Arca|Deco y ahí vendrán unos tesoros de observaciones y pensamientos que surgieron de la conversación con Luisa y Giovanna y que aplican para cualquier persona que diseña o es creativa o tiene su propia empresa o trabaja en una empresa familiar o siente miedo o estrés o no sabe de dónde agarrar inspiración o está harto de su país y quiere una dosis de aprecio por lo que tenemos acá o necesita motivación y una razón para mandarse a hacer lo suyo o etcétera.


+ info Arca Deco

www.arcadeco.com

Facebook: Arca deco  |  INSTAGRAM: @ARCA_DECO