arca|deco lives in a material world (parte 2): el día a día

 

la inspiración uno ya la tiene, los ticos ya la tenemos
— Luisa Carranza

*Esta es la segunda parte de la historia de Arca Deco.  Pueden leer la primera parte, donde abarcamos cómo Arca|Deco nace sin querer queriendo, acá.

Lámpara de pergamino:  Gracias a sus exploraciones con el sisal que luego la llevó al cuero, Luisa descubrió otro amor de Arca|Deco: el pergamino de cuero. Muchos hemos oído la palabra pergamino porque los rollos de pergamino se usan desde hace mas de 2000 años para escribir textos. Pero no se qué tantos de nosotros sabremos que el pergamino es el resultado de un proceso en el que se eliminan dos capas de piel de res para extraer la dermis, una capa de piel traslúcida que filtra la luz mejor y más bello que los filtros de su cámara y su photoshop.   Gracias a esta dermis, Arca|Deco hace lámparas como la de esta foto.  (Foto: Alessandra Tanzi)

Lámpara de pergamino: Gracias a sus exploraciones con el sisal que luego la llevó al cuero, Luisa descubrió otro amor de Arca|Deco: el pergamino de cuero. Muchos hemos oído la palabra pergamino porque los rollos de pergamino se usan desde hace mas de 2000 años para escribir textos. Pero no se qué tantos de nosotros sabremos que el pergamino es el resultado de un proceso en el que se eliminan dos capas de piel de res para extraer la dermis, una capa de piel traslúcida que filtra la luz mejor y más bello que los filtros de su cámara y su photoshop. 

Gracias a esta dermis, Arca|Deco hace lámparas como la de esta foto. (Foto: Alessandra Tanzi)

 

I. El espacio

arcadeco.jpg
 
 

¿Qué es Arca Deco? Es un laboratorio donde se investiga la curiosidad, la prueba, el error y el aprendizaje. Es un invernadero donde las ideas crecen a su ritmo y a su manera; a veces es temporada de lámparas de pergamino, a veces es temporada de sillones, a veces es temporada de maquetas de macarrones.

arcadeco.jpg

Arca|Deco consiste principalmente de dos ramas: el diseño de producto, liderado por Luisa, y el interiorismo, liderado por Giovanna.  Aunque cada una se enfoca en lo suyo, siempre, siempre, son un apoyo mutuo. Eso se nota en la forma en la que hablan de los proyectos, las dos igual de empapadas de la historia y la experiencia que fue esa casa o ese mueble.  Como me explica Luisa, “Lo bonito es que Giovanna tiene la parte nueva, joven, super creativa y yo tengo la parte de la experiencia y conocimiento que traen los años”.  Creo que es por eso y por el hecho de que tienen una relación de madre e hija visiblemente positiva y enriquecedora, que hacen un equipo exitoso.

El hogar de Arca|Deco es un espacio de dos pisos ubicado en Lindora de Santa Ana que abarca logística, materiales, experimentación y diseño.  Originalmente, antes de que Arca|Deco ocupara los dos pisos enterísimos, el espacio era una bodega para una empresa de vinos que tuvo Federico, el esposo de Luisa.  En este entonces, Arca|Deco abarcaba nada más una pequeña esquina de la bodega donde hoy es la cocina. 

Un día Federico decide que es hora de vender la empresa, y mientras a Luisa le entraba el pánico por no saber para dónde llevarse su empresa, Federico más bien se imaginaba a Arca|Deco apoderándose del espacio entero. “Sí podés, quedate”, le dijo Federico a Luisa.  “Y entonces ahí fue donde nos quedamos, y en eso vino Ronald Zurcher pidiéndonos unas lámparas para el Four Seasons y de repente eran esas lamparotas por todo lado que ni cabíamos.”

En el primer piso de Arca|Deco se encuentra el taller/laboratorio/galería (los nombres de los espacios son invento mío). Es un espacio sencillo y amplio de doble altura con buena luz natural y buena ventilación.  Al igual que una galería de arte, el taller/laboratorio/galería tiene ese poder camaleónico que le permite a una galería reflejar el arte que exhibe. De esta manera, si en Arca|Deco el proyecto principal del momento es crear varias lámparas de 8 metros, el taller se presta y se transforma en lo requerido para fomentar el diseño y creación de dichas lámparas. 

arcadeco.jpg
arcadeco.jpg

A la par del taller hay un cuartito chiquitito que es como una bella biblioteca de materiales.  Tiene de todo un poco, desde muestras de cuero importado y nacional hasta telas y materiales que normalmente se usan para hacer zapatos pero que ellas usan para hacer paredes de corcho, camas, muebles.  Muchos materiales tienen orígenes inesperados e historias singulares; mi historia favorita es la de un papel que es el amor actual de Arca|Deco. Lo hace una familia japonesa que vive en las Filipinas y fue descubierto sin querer queriendo en un paseo laboral a Francia.

Cuero de la biblioteca de materiales

Cuero de la biblioteca de materiales

La cosa es que cuando Giovanna estaba sacando su maestría en interiorismo en España, Luisa se enteró de que iba a haber una feria “espectacular” en Francia. Le dijo a Giovanna que se fueran para allá y se fueron. Estando en Francia, un ía en un cafesito, Luisa queda flechada con un material misterioso que tienen las sillas.  “Yo me asomaba y decía, ‘¿Qué es este material? Que raro, que raro, ¿qué será?’”  Nadie le supo decir qué era.

El último día en la feria, después de 7 días de explorarla de pies a cabeza, van saliendo las dos agotadas cuando Luisa nota un puesto pequeño y sutil que ninguna había notado antes. "Vi que era un japonés que no hablaba inglés, hablaba un poco de español porque vivió en Perú, pero pésimo español. Me contó que la familia de él hacía este material, ¡y resultó ser el material de las sillas! Que son una familia, que el abuelo y el bisabuelo y todo el mundo había aprendido como hacerlo y que ellos lo fabricaban. El es super casero, yo no sé cómo él llegó a esa feria. Yo no puedo hablar con él porque se muere de risa, entonces no he podido negociar con él. El que negocia es Federico mi esposo. Yo no sé cómo hace.” De ahí en adelante lo empezaron a importar y voilà, lo han usado en sillas, respaldares de cama, lámparas, y demás.

Tiras de papel japonés adornan y separan espacios en Arca|Deco

Tiras de papel japonés adornan y separan espacios en Arca|Deco

 

II. Mini-historias

Esa que leyeron es mi historia favorita sobre la biblioteca de materiales, pero hablando de historias favoritas se me ocurren cuatro más: la de los sellos, la de la semilla que explotó, la del ingeniero que diseñó su propio mueble y la del cliente que quiso un sillón:

1) La de los sellos: En el landing de las gradas que conectan al primer y segundo piso hay un ledge en la pared que sostiene unos tesoritos históricos de la trayectoria de Arca|Deco: una fila de sellos pequeños de madera enmarcados individualmente. Llaman un montón la atención esos sellos, tal vez porque no acostumbramos ya ver tanto sello y/o tal vez por su presentación: cada sello con su marco sencillo pero elegante algo hace que los personifica, parecen que están posando, muy orgullosos de sí mismos (me recuerdan a La Bella y la Bestia: los sellos serían como el candelabro y la tetera y todos esos personajes con personalidades exageradas e historias todas sentimentales y valiosas). “Estos son los sellos que usaba mami cuando hacía tarjetas de presentación", me explica Giovanna cuando le pregunto que qué con los sellos, "Conforme iba incorporando más materiales, iba llenando las tarjetas de presentación con sellos. Y al final terminaron siendo un montón y aún así le cabían todos dentro de la tarjeta”.  Lo más lindo es que Giovanna fue la que los enmarcó y se los dio a su mamá como regalo.

arcadeco.jpg
arcadeco.jpg

2) La semilla que explotó: Después de conocer un poco sobre su proceso de interiorismo y diseño de producto, naturalmente se me ocurre preguntarles que de dónde sacan inspiración: “Traígale las cosas aquellas que se reventaron!”, le dice Luisa a Giovanna toda feliz. “¡Ah sí!”, responde Giovanna, también toda feliz, y se va a la oficina de ella y se trae una lámina pequeña de corcho llena de semillas y ramas y tesoros de esos que uno encuentra cuando tira caminata por lugares donde el piso es de tierra y hay árboles en abundancia. 

“A veces buscamos semillas", me explica Luisa. "Como te digo, la inspiración uno ya la tiene, los ticos ya la tenemos. Ahora, hay gente que tiene sensibilidad y hay gente que no. Mami a mí me dice, '¡Qué lindo cuando voy con vos en el carro porque ves cosas bonitas entre lo feo!'.  Y es que de repente uno va y hasta basura mal puesta la ves y decís, vé qué chiva como se ve esto junto con esto. Uno tiene esas sensibilidades". Giovanna entonces me muestra la lámina con todas las semillas y me señalan una en específico: “Esta es una belleza, vé como está, era una semilla que Fernando le trajo a Giovanna de Guanacaste.  Y un dia estabamos aqui en la oficina y suena ¡PAAA! Pero, o sea, yo juré que se habia reventado un vidrio. Y dije, ¡fue esa semilla!”, me cuenta Luisa fascinada. “Explotó!” agrega Giovanna, igual de fascinada que Luisa, “¡Así se reproducen! ¡Explota la semilla!” “Pero explota!”, continua Luisa, “¡O sea se me rompió el techo! Y la casualidad de que yo estaba entrando a esta oficina cuando se reventó. Es que pudo haber reventado en la noche o a otra hora, yo no lo podía pero ni creer”. Les pregunto que si de esa semilla que explotó ha surgido algún diseño y me dicen que todavía no, pero que de otra semilla en su momento surgió una lámpara, y de la flor de uchuva surgió la lámpara de uchuva. 

Y así camina Arca|Deco, de la mano con y al ritmo de la inspiración natural, esa que viene casi que con fuerza propia pero solo cuando corresponde, solo cuando uno no fuerza las cosas, solo cuando uno confía.  “Siempre hay inspiración", me dice Luisa, y yo voy quedando más y más enamorada de la forma espiritual+pacífica con la Luisa relata sus experiencias y transmite su sabiduría, "Todo te lo remite.  ¡Si uno todo el tiempo está viendo estas cosas! Ahora en adelante va ver usted lo que ve con lo que yo te he hablado”. 

Arca|Deco se inspira en lo que les rodea, desde las semillas que adornan los suelos hasta la chatarra que adorna las calles. En la esquina superior derecha se ven los restos de la semilla que explotó.

Arca|Deco se inspira en lo que les rodea, desde las semillas que adornan los suelos hasta la chatarra que adorna las calles. En la esquina superior derecha se ven los restos de la semilla que explotó.

3) El ingeniero que diseñó su propio mueble: Luisa y Giovanna me enseñaron varios proyectos, y todos y cada uno tiene historia propia, por más breve que sea, hay historia. Una en particular me quedó en mi repertorio de historias ajenas que no se me olvidan, la del ingeniero que contrata a Arca|Deco para un proyecto de interiorismo en su casa. Como reto, porque a Arca|Deco le gusta dejarle tareas y retos a sus clientes, Luisa le dice a este ingeniero que a él le corresponde diseñar uno de los muebles de la casa. Efectivamente el hombre lo diseña y ahora, cuando alguien llega a la casa, dicen que lo que está más orgulloso de mostrarle a sus invitados es este mueble. “Hay que meterlos en el proyecto porque al final es el hogar de ellos", concluye Luisa.

4) El cliente que quiso un sofá de Arca|Deco: Cuando Arca|Deco quiere incursionar en una nueva técnica o proceso, como por ejemplo el arte de hacer un sofá heredable, practican una combinación de confianza necesaria (a lo, sí se puede impossible is nothing) y cautela razonable (a lo, vamos a aprender primero a hacer un sofá antes de tratar de hacer un sofá para un cliente). Una vez llega un muchacho a Arca|Deco y les pide que forren un sillón grande con un cuero muy fino. El proyecto iba a salir demasiado costoso, entonces mejor Luisa le dice al muchacho, “No, no, váyase a una tienda de muebles y se compra uno nuevo porque esto le está saliendo muy caro”. El muchacho se va para una tienda de muebles y a los 40 minutos regresa. Dice que prefiere invertir en sillones costosos pero duraderos a que ahorrarse unos cincos en sillones de baja calidad. Dice Luisa que donde fue a abrir el sillón y vio como era por dentro se dijo a sí misma, “El día que yo pueda hacer los sillones así, yo voy a hacer sillones”. Y así fue, no fue hasta que le agarraron la maña a la ciencia del sillón heredable que oficialmente los agregaron a su línea de productos.

Sofá Arca|Deco por dentro (Foto: Alessandra Tanzi)

Sofá Arca|Deco por dentro (Foto: Alessandra Tanzi)

Sofá Arca\Deco por fuera (Foto: Alessandra Tanzi)

Sofá Arca\Deco por fuera (Foto: Alessandra Tanzi)

 

III. "A puro sentimiento"

Para cada proyecto de Arca|Deco el proceso es único, pero lo que nunca varía es que el resultado surge del sentir. Para empezar cualquier proyecto, “Hay que ir y sentir”, comenta Luisa. “Esa parte la trabajamos muy diferente porque es a puro sentimiento, les preguntamos a los clientes, ¿cómo se siente eso?” No siempre es fácil, me explican, porque al igual que cuando uno a veces no entiende bien por qué está enojado, que si es frustración o ansiedad o lo que fuera, igual es con entender el por qué detrás de nuestros gustos y disgustos estéticos/visuales/espaciales. “Hay que aprender a definir los sentimientos. Igual es aquí,” dice Luisa con ese talento que ya les comenté que tiene de salpimentar sus historias con sabiduría sutil pero precisa. El cliente tiene que cuestionarse si realmente quiere las cosas, dónde las quiere, de qué color, altura, etc. Y efectivamente, a medida que se van conociendo y van conversando, los clientes van aprendiendo a pensar, a observar y a entender lo que quieren de un espacio, “Empiezan a poner atención”, concluye Luisa nuevamente declarando verdades sencillas y absolutas que aplican para más que el diseño. Y de esta manera el resultado final siempre es del cliente, no de Arca|Deco. 

¿Qué es lo que hace Arca|Deco entonces? Asistir, apoyar, pero no imponer. Lo que Arca|Deco sabe, que muchos de nosotros como clientes no entendemos, es que en realidad la respuesta ya la tenemos. Como dice Luisa, uno todo ya lo tiene adentro, pero ya sea por falta de desarrollar esa sensibilidad o porque no nos la creemos, nos cuesta escucharnos. “Por lo general lo que la gente tiene es miedo.  Entonces nosotros decimos, “Vea, no importa lo que usted escoja, nosotros vamos a hacer que quede bien”. No es que alguien tenga buen o mal gusto, es que no a todos nos viene tan fácil entender, traducir y/o no temer lo que nos gusta.

 
 
arcadeco.jpg
arcadeco.jpg
"Hay que ir y sentir", es la filosofía de Arca|Deco.  El sentir de los clientes es lo que define cada proyecto. Porque cada ser humano es único, cada gusto es único y cada espacio merece ser único también.  (Fotos: Alessandra Tanzi)

"Hay que ir y sentir", es la filosofía de Arca|Deco.  El sentir de los clientes es lo que define cada proyecto. Porque cada ser humano es único, cada gusto es único y cada espacio merece ser único también. (Fotos: Alessandra Tanzi)

 
 

*Pronto se viene la tercera y última parte de la historia: Lecciones Arca|Deco


+ info Arca|Deco

WWW.ARCADECO.COM

FACEBOOK: ARCA DECO  |  INSTAGRAM: @ARCA_DECO